Manos Unidas para el año 2011 está centrada en el cuarto Objetivo de Desarrollo del Milenio: reducir la mortalidad infantilLa campaña 52 de Manos Unidas para el año 2011 está centrada en el cuarto Objetivo de Desarrollo del Milenio: reducir la mortalidad infantil, es decir, vamos a profundizar en la estrecha relación que existe entre la pobreza y el hambre y la tasa de mortalidad de los menores de 5 años en todo el mundo, especialmente en el África subsahariana y en Asia meridional

Sabemos que la pobreza es territorio donde germinan mu-chas injusticias que afectan a tres cuartas partes de la humanidad. En la medida en que consigamos reducir los niveles de pobreza, analfabetismo, enfermedad y desnutrición, disminuirá la mortalidad infantil.

Según UNICEF, “unos 29.000 niños menores de 5 años mueren todos los días por causas que se podrían evitar fácilmente”. Hablamos de 11 millones de muertes al año y la malnutrición continúa siendo la causa subyacente principal de la mortalidad infantil. Más de un tercio de los niños mueren por esta causa.

Gran parte de la mortalidad infantil ocurre en los primeros 28 días de vida. El niño que supera el primer mes de vida tiene más probabilidad de sobrevivir.

El sida es una de las enfermedades que más daños causa en la infancia. La región más castigada es el África subsahariana, donde el número de niños huérfanos por esta enfermedad se calcula que llegará a los 18 millones a finales de la década.

En 2006, un millón de personas murieron a causa de la malaria, y el 80% eran niños menores de 5 años. Es una enfermedad que se da más en los pobres, debido, entre otras causas, a una malnutrición congénita.

La rubéola es una enfermedad respiratoria que afecta más a las mujeres. Si es contraída por una embarazada puede causar daños congénitos a las niñas: sordera, cataratas, defectos en el corazón y daños en el hígado y en el bazo.

Cerca del 23% de las muertes de neonatales se deben a la asfixia en el parto y el 27% a nacimientos prematuros. Las víctimas son 1,8 millones de niños con menos de cinco años.

Manos Unidas, Premio Príncipe de Asturias de la Concordia 2010Por otro lado, cerca del 90% de los casos de diarrea son causados por el estado del agua y por la escasa higiene. Se estima que 2 millones de niños mueren al año por esta causa.

La mayoría de las muertes se pueden evitar gracias a las vacunas, los antibióticos, los suplementos nutricionales, los mosquiteros tratados con insecticida, la lactancia materna como único método de alimentación y la atención familiar.

A través de los proyectos que financiamos en Manos Unidas, conocemos la lucha para reducir la mortalidad infantil, las causas por las que enferman y mueren los niños: malnutrición, malaria, tuberculosis, neumonía, diarrea, varicela, des-hidratación, así como la falta de higiene y las infecciones.

Manos Unidas procura prevenir la mortalidad materno-infantil mejorando la nutrición de las mujeres embarazadas, porque la supervivencia de un recién nacido está estrechamente ligada a la salud de su madre.

Manos Unidas colabora en proyectos cuyo objetivo es formar al personal médico y sanitario para prevenir y evitar la muerte de la madre y del niño. Asimismo, financia la construcción de hospitales, laboratorios, escuelas de enfermería, clínicas móviles y viviendas para personal sanitario con el fin de garantizar la asistencia a las poblaciones rurales.

Los poderes públicos tienen la responsabilidad de proteger de forma especial a los más indefensos, en este caso a los niños, y deberán adoptar las medidas oportunas para reducir la mortalidad infantil y garantizar la asistencia médica y sanitaria a los niños y a sus madres.

Manos Unidas reclama a los poderes públicos que cumplan estos compromisos que han firmado y asumido. Todos somos responsables de los más débiles e indefensos, los niños, nos lo exige nuestra propia responsabilidad moral y es, además, el mejor servicio a la dignidad y a los derechos inviolables de todos los niños y niñas. Les amamos por lo que son y, sobre todo, por lo que esperamos que sean. Porque...

SU MAÑANA ES HOY

El Miércoles de Ceniza haremos, en nuestra Parroquia, una colecta especial para contribuir a los gastos de este proyecto:

PROYECTO DE MANOS UNIDAS QUE VAMOS A REALIZAR LAS PARROQUIAS DEL ARCIPRESTAZGO DE PUERTOLLANO Y VALLE DE ALCUDIA en Malambo Wamba (República democrática del Congo)


SITUACIÓN EXISTENTE:

Manos UnidasEl agua de los manantiales que brotan cerca de los poblados del territorio de Malambo, al quedar estancada en pozas naturales, se contamina por las hojas que caen en ella, los insectos, diferentes bichos, y la suciedad que producen los animales al beber en ellas. Al beber ese agua, los habitantes de los poblados contraen las típicas enfermedades de origen hídrico (verminosis, diarreas, paludismo, etc.)

RESUMEN DEL PROYECTO:

El proyecto se sitúa en el territorio de Malambo, en la cuenca noreste del río Congo. Tiene unos 10.000 habitantes, repartidos en diversos poblados pero constituyen una sola unidad administrativa con un único Jefe Comunitario. A lo largo de las quebradas que forman los pequeños ríos, surgen manantiales de agua potable.

La población se surte de agua en las pozas que han formado estos manantiales al caer. Pero en el agua caen insectos, hojas que se pudren, beben los animales etc., por lo que el agua acaba estando contaminada con secuelas para la salud de la población.

Una organización campesina de 18 poblados con la que ya hemos trabajado, pide apoyo a Manos Unidas para mejorar esta situación.

Los beneficiarios aportan arena, piedras y ayudarán a vaciar las pozas, limpiándolas para su recubrimiento. Piden a Manos Unidas el cemento, las herramientas necesarias y el pago de 5 técnicos.

El importe del proyecto es de 24.950 €

OBJETIVO: Ayudar a mejorar las condiciones de salubridad del agua en los poblados de la selva del río Congo y Contribuir a eliminar las enfermedades de origen hídrico en el territorio de Malambo, mediante la construcción de 20 fuentes.

METAS DEL PROYECTO: Cinco mil habitantes de 18 poblados del territorio de Malambo tendrán agua potable.  Y Habrán recibido formación sobre la utilización del agua potable, cómo obtenerla y sus beneficios.