Palabras de perdón (Viernes Santo)“Padre, perdónales, porque no saben lo que hacen”  

(Luc. 23, 34)


Están matando a Jesús,
lo están clavando en el palo.
Y Jesús, dolor vivo, oraba. Todo en él es oración,
el dolor y la palabra: Padre.
No pide por él, ni se rebela, Padre.
Está pidiendo por los verdugos, Padre.

Es la oración más limpia y generosa
de todos los tiempos.
“Padre, perdónales, porque no saben lo que hacen”.
Una oración, fruto del amor más grande,
el que perdona sin límites, el que disculpa sin límites.

“Padre, perdónales, porque no saben nada,
son soldados,
sólo cumplen con su deber, es una orden.
Perdona a todos los mandados y verdugos de la historia”.

Cristo es perdón, es comprensión sin límites.
Sus brazos extendidos, un gesto de intercesión por
todos.
Quedará ahí, para siempre, convertido en súplica
universal,
en perdón prolongado, en reconciliación total.
Pide perdón para mí, el último verdugo,
tu verdugo en mis hermanos.
Y enséñame a rezar, a perdonar, a disculpar.

(R. Prieto)

__________________________________


Cristo en la cruz es el gran modelo del amor sin límites:

“El amor…es comprensivo..no es grosero, no es egoísta, no pierde los estribos, no es rencoroso..Disculpa sin límites, confía sin límites, espera sin límites, soporta  sin límites”( 1ª Cor. 13,5)