Pasión y deseo (Jueves Santo)"Con ansia he deseado comer esta Pascua con vosotros"

(Luc. 22,14)

El Amigo y los amigos se sientan a la mesa,
sacramento de amistad e intimidad.

“Me alegra comer esta Pascua con vosotros.
Lo deseaba tanto. No sé si os dais cuenta,
pero, esta Pascua será siempre recordada,
marca un fin y un principio,
la pascua del cordero y la “Pascua del Cordero”.


Es la culminación de una historia,
la de mi amor por vosotros, mis amigos,
y por ellos y por todos mis amigos,
cada tarde de Pascua.

¡Cuánto os quiero! Seré para vosotros
el pan partido de esta mesa y la copa rebosante.
Es un memorial, es un signo de mi entrega.
Con ansia he deseado comer esta Pascua con vosotros...
y con vosotros, y con vosotros... y contigo”.  
            (R. Prieto)
______________________________________



Detalle divino insospechable: Dios no solo crea el alimento para el cuerpo, sino que Él mismo se hace alimento. Dios se ha hecho banquete para todos.

La Eucaristía es mesa donde se experimenta la más profunda relación  con Dios y con los hermanos.

Junto a la mesa y el lavatorio de los pies, el mandato de Jesús: “Os doy un mandamiento nuevo: Amaos unos a otros, como yo os he amado”…

Quien comulga a Jesús debe también “comulgar” a todos los hombres, sus hermanos. Y comulgar implica: mirar, conocer, querer, servir, compartir los bienes con todos.