Septiembre 2008

Gafas suciasEs muy probable que en el tránsito de su vida, considerado lector, más de una vez se haya visto en una situación semejante a la que va a leer en estas líneas. Estoy segura que, en alguna ocasión, alguien le ha llegado de repente, le ha mirado y, sin conocerle absolutamente de nada, le ha soltado su retahíla como si en usted encontrara un oído amigo. Retahíla que, probablemente, se ha sentido en la obligación de aguantar más por humanidad que por complacencia. Y, seguramente también, esa persona o personas, han sido ancianas. Otras sencillamente pasadas de vueltas, pero en cualquier caso se ha percatado de que, en definitiva, son seres solitarios que deambulan sin otro rumbo en la mayoría de las ocasiones que encontrar un lugar concurrido donde aparcar por un tiempo su soledad y arañar un poco de atención para sentir que aún importan al mundo.

Obama y McCain, candidatos a la presidencia de EEUUEstamos en la recta final de las elecciones americanas. Y de una u otra forma sale el tema de las creencias de los candidatos: la Iglesia a la que pertenece, lo que han dicho sobre la religión, la propia práctica religiosa, lo que piensa sobre el aborto… De una u otra forma sale a relucir el tema religioso.

Para comprender esta realidad hay que vivir en este país y haber tratado con la gente. No me he encontrado con personas que sean indiferentes a la fe, no digo que no las haya. Hay un gran respeto a las creencias, no se encuentra uno personas beligerantes y luchadoras contra lo religioso. El tema de Dios, la Biblia, la práctica religiosa, el compromiso moral, etc. tiene una gran audiencia.

EscuchadAmarás al Señor tu Dios con todo tu corazón,
con toda tu alma y con todas tus fuerzas (Dt 6, 5)

 

Escuchad profesores, catequistas, pedagogos, animadores... ¡educadores!

El Señor es vuestro único Maestro. Le amaréis con todo vuestro corazón, con todo vuestro entusiasmo, con toda vuestra alegría. Le amaréis las 24 horas del día, los 7 días de la semana, los 365 días del año.

Villares de Jadraque En el escrito “QUE SOLO ESTÁS” , editado en el periódico número 207 del mes de marzo, prometí relataros algún otro día, la excursión que hice con un amigo hasta un pequeño pueblo de La Sierra del Alto Rey, en Guadalajara, y hoy he decidido contárosla.

Todo empezó un soleado domingo de octubre.

Aprovechando el radiante día otoñal, salí de Guadalajara acompañado por mi amigo y sacerdote Benito Alcolea, con dirección a las tierras de la Sierra del Alto Rey, en ésta provincia, después de haber asistido a Misa en la Concatedral.

Eran aproximadamente las diez de la mañana, y no nos detuvimos hasta cruzar el puente sobre el Río Bornoba en las inmediaciones de Alcorlo, pueblo situado a la puerta del embalse del mismo nombre.

Partitura y batutaTu serena maestría,

tu constante tesón,

y esa paciencia que hacía

de ti un don,

no se han ido, viven aquí,

en la luz de la nostalgia de 

aquellos ensayos,

donde lo que primaba era tu ilusión,

tus ganas, tu afán.

Jesús enseñando a los niñosEsto sucedió en tu colegio. Fue el primer signo realizado por Jesús. Así manifestó su gloria y sus discípulos, educadores y educandos, creyeron en él ( (ver Jn 2, 11)
 
Tras un largo periodo estival (al menos, para algunos) el colegio abría nuevamente sus puertas. Los pasillos, un año más, eran el escenario de gritos, abrazos, saludos, reencuentros y también y sobre todo, después de comprobar las listas, algún que otro sobresalto...
 
El caso es que Jesús, este año, era la persona elegida para inaugurar el curso con una interesante conferencia. No obstante, a la hora indicada, el salón de actos estaba semivacío, únicamente el director, algún profesor y no más de una decena de alumnos, todos ellos nuevos, ocupaban las primeras filas...

La Madre Teresa con un bebé «Confiamos en la intercesión de la Beata Madre Teresa»
    
Sor Nirmala Joshi, la sucesora de la Madre Teresa, hace un llamamiento, a través del diario Avvenire, de la Conferencia Episcopal Italiana, a la paz entre los creyentes de diferentes religiones.

Es su respuesta  a los ataques contra los cristianos, que han dejado decenas de muertos, miles de desplazados y centenares de ataques contra obras de la Iglesia, de los que apenas ha informado la prensa en Occidente.

Pág. 2 de 2

2
Próximo
Fin