Abril 2009

San Juan de ÁvilaCuando la primavera nos ofrece cada año el espectáculo de  colorido de flores y árboles y sonidos de cantos de pájaros, celebra la Iglesia la fiesta de la Vida: resurrección de Cristo y la nueva vida, el nuevo estilo de vida que nos nace a cada creyente en nuestras entrañas y en la configuración nueva, bella y atractiva  de nuestro existir.

En ese ambiente de belleza de la naturaleza y de nuestro ser sobrenatural, celebramos en Almodóvar la fiesta de San Juan de Ávila, un almodovense que brilló y fue atractivo por ese nuevo modo de pensar, sentir y vivir, que nace de la Resurrección de Cristo vivo en cada persona que, desde la fe, abre su ser al Espíritu de Jesús Resucitado.

El soplo de DiosAunque siempre  estamos en tiempo de Resurrección es ahora, durante cincuenta días de Pascua, cuando hacemos fiesta de lo que vivimos cada día del año.

Son bellas, extraordinariamente bellas, las narraciones de los evangelios sobre las apariciones de  Jesús resucitado. Entresacamos algunas frases de una de ellas contada por  el evangelista San Juan.

“Al atardecer de aquel día, el primero de la semana, estando cerradas, por miedo a los judíos, las puertas del lugar donde se encontraban los discípulos, se presentó Jesús en medio de ellos…

Jesús les dijo: “la paz con vosotros”…Jesús les dijo otra vez: “La paz con vosotros”. Como el Padre me envió, también yo os envió.

El “vía Lucís” de cada díaI Estación: ¡La persona más rica del mundo! (Mt 28, 1-7)

Ni Bill Cates ni Amancio Ortega ni los Beckham... Te comunico la gran noticia: Eres la persona más afortunada del mundo. Cristo ha resucitado y lo ha hecho por ti!

II Estación: Cristo se encuentra contigo y te llama por tu nombre (Jn. 20, 10-18)

Y es más, sabe dónde vives, qué lugares frecuentas, el camino que haces para regresar a casa y el atajo que tomas para llegar a la hora a tu trabajo... Ojala que a partir de hoy puedas decir en un montón de ocasiones lo mismo que María Magdalena: “He visto al Señor.”

¡GRACIAS,  CORAL PARROQUIAL!Una vez finalizada la Semana Santa, y haciendo un análisis sobre cómo la he vivido personalmente, me gustaría dedicar mis sencillas y humildes palabras a un grupo de personas que hacen que me sienta enormemente orgulloso de ellos, y sobre todo,  de la persona que hizo, (musicalmente hablando), que viviéramos los Santos Oficios de nuestra Parroquia de una manera muy intensa y emotiva: nuestro gran maestro y padre Pascual Solís.

Cuando falleció mi padre, todos pensábamos: ¿y ahora qué?

Mes de María y de la madreMayo es un mes dedicado a la Virgen María y a las mamás, porque el primer domingo es el día de la madre; también es el mes de las flores.

Yo quiero dedicar esta poesía a mi mamá, porque me ha dado la vida y porque, gracias a ella, tengo ya once años.

Así fue aquel sentir de Juan de Ávila(Aproximación al interior esencial de su inicial vocación en Almodóvar)

Se hizo Almodóvar cuna confidente

de su primer sentir, de cómo habría

de convertir su alma en teología

que alumbrase el insomnio de su mente.

El autobús de DiosHan salido del armario. Quieren que no los marginen porque son ateos. Ustedes, señores ateos, son respetados y respetables porque son personas, independientemente de creer o no creer en Dios. Y si son buenas personas, mejor. Eso sí, no se conviertan en intachables porque no crean en Dios, como si fueran los mejores.

La propaganda de los autobuses ha sido muy beneficiosa para la religión. A Dios lo querían marginar, silenciarlo, ponerlo en el trastero, donde se ponen las cosas que son inútiles. Gracias, porque ustedes han conseguido que Dios se dé un paseo por nuestras plazas públicas.

Más artículos...

Pág. 1 de 2

Inicio
Prev
1