Septiembre 2009

Desde las murallasEl 18 de septiembre a las 2 de la tarde llegamos a Ávila. Gracias a Ángel Maroto, sacerdote de nuestro pueblo que tuvo la delicadeza de acompañarme y con el coche me facilitó el cambio a esta gran ciudad.

Me pareció necesario cambiar el título de mis artículos. Antes, cuando vivía en Estados Unidos, creía que “Desde la otra orilla” podía ser sugestivo. Desde el otro lado del Océano mandaba noticias, comentarios y experiencias religiosas de una Iglesia nueva, joven y compuesta principalmente de emigrantes.

Alas para volarHoy inicio estas líneas poniéndole unas figuradas alas al pensamiento para darle su oportunidad a ese interior que, a menudo, por flaquezas e inseguridades, le niego el vuelo y por tanto mi elevación más allá de la tierra firme por la cual camino.

Y,  como con alas comienzo y de volar se trata, comenzaré contando una sencilla anécdota para luego, como digo, trascender con las alas del pensamiento y, una vez más,  ofrecerles mi personal reflexión.

En cierta ocasión,  mi hijo mayor llegó a casa con una cría de golondrina. La encontró en la calle, desorientada y sin poder levantar el vuelo. Se había caído del nido, como ocurre muy menudo con aquellos pajarillos inquietos y ansiosos por volar.

El verdadero amor crece con las dificultades, el falso se apaga.A lo largo de la vida nos vamos encontrando con tiempos de bonanza y momentos de tempestad más o menos duros. ¿Se puede conservar la paz en los dos? Si recurro a mi experiencia y echo una mirada a mi alrededor, puedo decir que he encontrado y encuentro mucha gente que vive el verdadero amor a Dios, aquel que les impulsa a aceptar su voluntad.

Pero también puedo hablar del amor verdadero a nivel humano y veo como crece ante la adversidad. Nace un niño con problemas más o menos graves y automáticamente pasa a ser el centro de su familia, todos se vuelcan en él. Cae un niño enfermo y su madre se pasa al lado de su cama, el tiempo que dura la enfermedad. 

Padre Lucio del BurgoEl mayor de tres hermanos, nace en Almodóvar del Campo, hijo de Lucio y Evarista, sus hermanos Rafael y Carmen.

Realiza sus estudios en el colegio Maestro Ávila y Santa Teresa de esta Ciudad.

A los dieciocho años se traslada a Segovia donde realiza su primer año de noviciado. Más tarde marcha a Ávila donde estudia filosofía durante tres años. A continuación realiza sus estudios de teología en Roma, donde concluye su formación sacerdotal para ser ordenado sacerdote en la Iglesia de esta Facultad.

Escapulario de la Virgen del CarmenCon inmenso gozo, celebrábamos el pasado 12 de Septiembre, primer día de nuestras Fiestas Patronales, una solemne Función Religiosa en honor a la Santísima Virgen del Carmen , en su Iglesia. Este año de manera especial la Eucaristía contó con la presencia de los tres carmelitas descalzos, hijos del pueblo, el Padre Lucio del Burgo y los Hnos. Vicente Redondo y Fco. Javier Moreno, además nos visitaba el Padre Francisco Oreja, carmelita descalzo y Prior de la comunidad de Medina del Campo, también concelebraron nuestros párrocos Don Tomás y Don Leopoldo y nuestro vicario parroquial Don Angel. Verdaderamente fue una ceremonia muy hermosa y emotiva. Presidió la celebración el Padre Lucio, que ha estado con nosotros todo el verano.

 Como casi siempre, tú tenías razón: cada uno muere cuándo y cómo Dios quiere. Y a ti  ha querido darte una muerte tranquila y serena, como tranquila y serena has sido tú a lo largo de toda tu vida y, sobre todo, durante estos difíciles meses de lucha y de esperanza.

En algún sitio hemos leído que no existe la madre perfecta; pero que existen mil maneras de ser una buena madre, y tú has sido más que eso. Has sido una gran madre y una gran persona, que ha cosechado miles de afectos.

Pág. 2 de 2

2
Próximo
Fin