Diciembre 2009

La luz brilla en las tinieblasSería interminable enumerar la cantidad de oscuridades que para muchos estorban ver la Luz. Hay, incluso, personas empeñadas, en  legislar, actuar de tal forma que se oscurezca esa Luz.

Sin embargo, dice la Biblia que “la Luz brilla en las tinieblas y las tinieblas no la vencieron” (Jn. 1,5).

Hay leyes, como la del aborto, como la  retirada de los crucifijos… Hay guerras, hambres junto a enriquecimientos; terrorismos.. etc, que intentan ocultar la Luz.

La Palabra y la NavidadSobrados de ciencia, faltos de sabiduría,
viniste a enseñarnos, Palabra divina.
Llegaste como luz,
pusiste colirio en nuestros ojos,
pronunciaste palabras de ti mismo,
nos hablaste también con tu cercanía y tu mirada,
con tus signos y tus gestos.
Tu palabra primera: Padre.

Decías Padre y te transformabas.
Decías Padre como una luz creciente y penetrante.
Decías Padre como la clave del misterio:
todo tiene fundamento y sentido,
se acabaron los miedos, se asegura la esperanza,
ya no habrá vacío eterno.

Un regalo de NavidadEn una pequeña aldea había una tienda en la que vendían cosas para la Navidad. Toda la gente iba a esa  tienda.

Pero había una familia que tenía tres hijos, que no podía comprar nada porque eran pobres. No tenían casa y vivían debajo de una escalera. Comían de las cosas que  le daban la gente del pueblo.

Cuando llegaba la Navidad veían a todo el mundo en su casa con su familia pasándoselo muy bien; y ellos sin casa y con frío.

En Navidad nace Dios. Deja que viva en tu corazón. ¿Qué hacemos en Navidad?

En Navidad

compartimos,

nos ayudamos,

nos respetamos.

Cantamos villancicos,

nos reunimos,

 

Mi Navidad y Cómo debería ser la NavidadOtro año más se acercan las fiestas navideñas. En ellas recordamos el nacimiento de Jesús. Cada persona vive la vida de una forma diferente. Para mí la Navidad es:

  • Alegría; ¡no estés triste!
  • Solidaridad; ¡si hay alguien que necesite algo, ayúdalo!
  • Paz; si tienes enemigos ¡reconcíliate!
  • Justicia; si tienes compromisos,¡cúmplelos!

LaEn ocasiones se escucha que todas las desgracias que nos ocurren son un castigo de Dios. Y podemos llegar a pensar que Dios dedica sus mejores fuerzas a ajustar cuentas con una sociedad, con una juventud, con unas familias, con una humanidad rotas…

Y podría ser verdad, si todo fuera de otra manera. Porque en realidad, lo que nosotros conocemos de Dios es más bien todo lo contrario.

Dios Padre, permite que Dios Hijo se encarne, haciéndose uno de nosotros, para ofrecernos la posibilidad de volver a Él.

El Señor llamó  a nuestro Carlos Baos Galán“…la vida de los que en Ti creemos, Señor, no termina, se transforma y al deshacerse nuestra morada terrenal, adquirimos una mansión eterna en los cielos”.

Desde esta página, que ha sido tantas veces- durante tantos años- la página poética de Carlos Baos, queremos, al tiempo que  comunicamos su reciente fallecimiento, agradecer tantos  y tantos momentos intensamente poéticos que , gracias al verbo y el espíritu de Carlos, nos han hecho sentir y vivir un poco más la Trascendencia  y la Presencia divina en nuestra vida.

Más artículos...

Pág. 1 de 3

Inicio
Prev
1