Frederic ChopinFrédéric Chopin fue uno de los pianistas más grandes de la historia, aunque dio muy pocos conciertos en su vida prefiriendo los salones antes que los grandes escenarios.

Nació en la aldea de Zelazowa Wola, en el centro de Polonia.

La fecha de su nacimiento es incierta: la familia del compositor aseguraba que nació el 1 de marzo de 1810, pero en la partida bautismal de la parroquia figura el 22 de febrero, (lo más probable es que fuese un error del sacerdote).

Su primera maestra de piano fue su hermana Ludwika, con quien luego tocaba duetos para piano a cuatro manos. Su talento musical se manifestó desde muy pequeño: a los seis años sus padres lo pusieron en manos del maestro violinista Wojciech Zywny, y de W. A. Mozart, consiguiendo a esa edad ser un gran pianista.

Un año más tarde, cuando tenía siete años de edad, compuso su primera obra y como no sabía escribir muy bien, la obra fue escrita por su padre. Se trataba de la Polonesa en sol menor para piano, publicada en noviembre de 1817.

A los ocho años tocaba el piano y componía como los grandes compositores de su época: dio su primer concierto público el 24 de febrero de 1818 en el palacio de la familia Radziwill de Varsovia donde se hizo famoso en la ciudad como el "pequeño Chopin" considerándolo como un niño prodigio.

Chopin llegó a París en el otoño de 1831 y allí oyó a F Kalkbrenner, (llamado el «rey del piano») y se sintió seducido por su interpretación. Chopin se apresuró para pedirle que le diera clases. Al escucharle, Kalkbrenner alabó su talento y se ofreció para darle lecciones durante tres años, pero sólo duraron un año.

Así fue introduciéndose en la actividad musical de París.

Su primer concierto en París fue en 1832 y entre el público se encontraban Mendelssohn y Listz, consiguiendo una gran amistad con el último, que también vivía en la ciudad.

Su prestigio comenzaba a extenderse no sólo en París, sino en toda Europa, y desde mayo de 1832 comenzó a ganarse la vida dando clases de piano por necesidad, ya que sus composiciones no le aportaban grandes cantidades y daba muy pocos conciertos.

Chopin daba las clases según las aptitudes del alumno y, cuando el alumno era interesante, prolongaba las clases (duraban tres cuartos de hora) hasta dos y tres horas.

En 1849, Chopin estaba demasiado débil para enseñar. Al enterarse de la noticia de que su estado empeoraba, gran parte de la sociedad parisina quiso ir a visitarlo. En plena agonía, tuvo la fuerza suficiente para dar a cada visitante un apretón de manos y una palabra amable.

frederic_chopin_2_20120508Falleció el 17 de octubre de 1849. El solemne funeral de Frédéric Chopin se celebró en la iglesia de Santa Magdalena de París.

En él, como decía en su testamento, se interpretaron sus Preludios en mi menor y en si menor, seguidos del Réquiem de Mozart. Más tarde, durante el entierro en el cementerio se tocó la Marche fúnebre de su Sonata op. 35.

Aunque su cuerpo permanece en París, su corazón se llevó a la Iglesia de la Santa Cruz de Varsovia.

Obra. Toda su música es para piano y la poca música orquestal que escribió siempre tiene como protagonista al piano; él mismo decía: "dejadme componer para piano que es lo que soy".

Opinión personal. Chopin es el compositor preferido de todos los pianistas que hemos tenido la suerte de interpretar sus grandes obras; no nos importaba la dificultad de sus obras porque disfrutábamos interpretando sus estudios, polonesas, mazurcas y, sobre todo, sus maravillosos nocturnos.

Las obras más interesantes a destacar son:

* Concierto nº 2 en fa menor para piano y orquesta, opus 21.

* Estudio en do menor para piano, opus 10 (El revolucionario).

* Gran polonesa en mi bemol mayor para piano y orquesta, opus 22

* Vals en la bemol mayor para piano, opus 69.

* Preludios en la bemol mayor para piano, opus 28 (el 15 es el más famoso).

* Sonata en si bemol menor para piano, opus 35.

* Nocturno en sol mayor para piano, opus 37.

* Polonesa en fa sostenido menor para piano, opus 44.

* Balada en la bemol mayor para piano, opus 47.

* Fantasía en fa menor/la bemol mayor para piano, opus 49.

* Barcarola en fa sostenido mayor para piano, opus 60.

* Polonesa−fantasía en la bemol mayor para piano, opus 61.

* Mazurca en fa menor para piano, opus 68.