Mayo 2013

Festividad del Corpus Christi :: Corpus Christi en Almodóvar del Campo Concluido el tiempo pascual, nos hemos acercado a la celebración de la festividad del Corpus Christi; una fiesta que pone la Eucaristía como el centro de la existencia cristiana.

Celebrar el Corpus es confesar a Dios Trinidad y declarar que Cristo está vivo y resucitado con un modo de presencia real, verdadera y cercana a nosotros.

Por las manos de los sacerdotes, en cada Eucaristía el Padre Dios envía el Espíritu sobre el pan y el vino para que asimilen y contengan la presencia de su Hijo vivo. Así, contemplar la sagrada forma es ver al mismo Cristo resucitado.

San Juan de Ávila, enamorado de la EucaristíaS. Juan de Ávila tiene como centro de su espiritualidad y predicación el amor a la Eucaristía La gran fiesta de S. Juan de Ávila era el día del Corpus; en ella hacia unos bellos sermones y predicaba aunque se encontrara enfermo.

Celebraba la Eucaristía sin prisas y, a veces, con lágrimas.

En su sello personal está la Eucaristía.

Fin de CursoDurante el curso escolar que ya finaliza, hemos colaborado con el periódico "Iglesia en Almodóvar" con diferentes temas a lo largo del curso escolar, Navidad, Cuaresma, Primera Comunión, etc....

Hemos aprovechado el tiempo de nuestra educación primaria, unas veces mejor que otras, pero siempre conciencia- dos de las oportunidades que nos ha dado la vida y que otros niños no tienen, por ello damos gracias a Dios.

La edad del corazónPara saber la edad de una persona no acudas a su DNI; comprueba, más bien, la cantidad de vida que alberga en su corazón.

Amiga, amigo, ¿cuántos años tienes?... ¡Exacto! Esa es la edad que aparece en los documentos oficiales, la edad que te convierte en niño, adolescente, ¡oven, adulto o anciano...

Manicura del corazónAmiga, amigo: El corazón representa, mucho más que cualquier otra parte del cuerpo, el espejo infalible e inconfundible de nuestro estado de felicidad, de nuestra belleza interior.

Por este motivo un tratamiento de manicura completo (que incluya limpieza y decoración) nos ayudará a encontrarnos radiantes ante nosotros mismos y ante los demás.

Alégrate, alma míaSi en pan tan soberano,
se recibe al que mide cielo y tierra;
si el Verbo, la Verdad, la Luz, la Vida
en este pan se encierra;
si  Aquel por cuya mano
se rige el cielo, es el que convida
con tan dulce comida
en tan alegre día.

Oveja perdida, venOveja perdida, ven
sobre mis hombros, que hoy
no sólo tu pastor soy,
sino tu pasto también.
 
Por descubrirte mejor
cuando balabas perdida,
dejé en un árbol la vida
donde me subió el amor;
si prenda quieres mayor,
mis obras hoy te la dan.

Más artículos...

Pág. 1 de 2

Inicio
Prev
1