Octubre 2014

Charles GounodCharles Francois Gounod nace en París el 17 de junio de 1818 en París y fue considerado el músico francés más importante del siglo XIX.

Su padre fue pintor y arquitecto, pero murió cuando Charles todavía era muy niño, y su madre una pianista que tuvo que educar a sus dos hijos.

Gounod fue un alumno destacado del Lycée Saint Louis, pero sus cualidades musicales destacaron por encima de sus estudios y su madre se encargó de matricularlo en el conservatorio de París (ella era hija de un profesor del conservatorio), introduciéndolo en su comienzo musical, en la especialidad de piano.

¡Demasiado!Dicen que el Islam se está modernizando y que hemos de tener paciencia.

¿Hasta cuándo?

Algunos afirman que no han salido del Medievo.

El caso es que la noticia no ha sido muy difundida.

Meriam Yahya Ibrahim es una sudanesa que fue condenada a 100 latigazos por adulterio y a muerte por apostasía.

La leyenda de CarauHoy voy a comenzar con una leyenda guaraní, que como buena leyenda, nos deja una enseñanza moral sobre la que hacer un autoexamen interior de nuestras conductas.

Esta es la canción tradicional cuya letra recoge dicha leyenda:

"Amigos y camaradas que me quieren escuchar, voy a contar el suceso que le aconteció al Carau.

Estando la madre enferma, remedio salió a buscar. Carau encontró un bailecito y no pudo aguantar. Allí quedó bailando, bailando todito el día la polka con la damita mejor, mientras al oído le decía que no desprecie su amor.

El ResucitadoHace años se publicó un libro titulado: "La loca de la Eucaristía". El autor traba de demostrar la gran devoción de Santa Teresa a Jesús Sacramentado, no solo para acompañarle en el Sagrario, sino en la Comunión.

Así, en sus fundaciones, lo primero que hacía era poner el sagrario y que el Santísimo acompañara a sus monjas.

En los capítulos 28 y 29 del Libro de su vida nos habla de unas visiones en torno a Jesús resucitado, después de haber comulgado.

Carta desde El hecho de encontrarme en una residencia, con gente de edad elevada, hace que se produzcan bajas con alguna frecuencia.

Siempre me encuentro ante una tristeza, fruto de la ausencia de un ser querido, junto a la seguridad de que esa persona nos ha dejado para encontrarse, de una forma definitiva, con el Padre.

Parece que, cuando una persona emprende su último viaje, es el momento en que se le valora positivamente, se suelen resaltar sus virtudes y olvidar sus defectos.

Pág. 2 de 2

2
Próximo
Fin