Noviembre 2009

Señor Jesús, instrúyeme  en tus sendasNuestras sendas no son las tuyas.
Conocemos la senda de los violentos,
llevan a la sumisión y la muerte,
y tú eres libertad, eres vida.

Conocemos la senda de los codiciosos,
llevan a la esclavitud y miseria,
y tú eres gratuidad y comunión.
Señor Jesús, instrúyeme  en tus sendas.

Conocemos la senda de los lujuriosos,
llevan a la degradación y el vacío,
y tú eres dicha y plenitud.
Señor Jesús, instrúyeme en tus sendas.

BeethovenNació el 16 de Diciembre de 1770 en Bonn, perteneciendo a una familia originaria de Bélgica. Su abuelo era el director de capilla de la corte y su padre era cantor y músico en la corte de Bonn; su madre fue descrita como una mujer dulce y modesta. La familia Beethoven tuvo siete hijos, pero sólo sobrevivieron tres varones, de los cuales Ludwig fue el mayor.

Beethoven fue el último representante del clasicismo vienés (después de Mozart), consiguiendo trascender a la música del romanticismo, siendo pianista, compositor y director de orquesta. Muere el 26 de Marzo de 1827, justo cuando una tormenta rompía sobre Viena. Entre las curiosidades a destacar en este gran genio mencionaré las siguientes:

 

BrújulaEs bueno tener una sana idea de Dios. Viene bien para la salud mental del individuo y para la buena convivencia de la sociedad. Hay una fuente de aguas cristalinas donde podemos encontrar esta experiencia de Dios. Es la vida y el mensaje de los místicos. Por eso la importancia de preguntarnos por el Dios de Santa Teresa de Jesús.

1.Una cuestión urgente

Querámoslo o no, la sociedad en la que vivimos se está haciendo más secular. La idea de Dios es puesta en un lugar donde no moleste. Todo lo que suena a religión se considera como algo anacrónico, en definitiva una pieza de museo. Sin embargo, el hombre y la mujer de hoy sienten nostalgia de lo divino. La Iglesia necesita anunciar el nombre de Dios de la manera más sabia que sepa. Podría citar un montón de referencias para apoyar lo que he dicho anteriormente. Basten estas palabras:

Señales de Tráfico“Preparad el camino al Señor.” Esta es la tarea que en este momento debe ocuparnos y preocuparnos.

Si quieres, si te atreves, te invito a salir a las calles y avenidas de tu ciudad, a colocar señales que ayuden a tus hermanos a descubrir el camino por el que va a aparecer el Salvador... Como ejemplo te muestro alguna de ellas... ¡Apunta!

SEÑALES DE PELIGRO:

1. Curvas peligrosas. No siempre viene el Señor por una gran autopista debidamente señalizada; por eso se necesitan agentes que, con la mano, la mirada o con un simple guiño, indiquen la senda correcta.

CementerioQueridos amigo/as:

Hace unos días celebramos el día de todos los difuntos. Aquí es una celebración muy querida y sentida por todas las personas sean de la región que sean.

En la zona de Muisne la celebramos de esta manera. Fuimos a los diferentes cementerios, dividiéndonos en grupos. Unos cuantos catequistas y yo atendimos a dos comunidades.

Al llegar de mañana a la primera de  ellas contactamos con la catequista y nos dividimos de dos en dos para visitar a las familias en sus casas e invitarles a la participación de la celebración que tendría lugar en el cementerio, además de decirles si tenían alguna intención particular por algún difunto por el cual rezar. Todas las personas anotaban a algún familiar.

CobayaEl amor está en todas partes. No tiene una forma definida pero lo envuelve todo. No se vende en ningún frasco como un elixir, sin embargo, algunas veces se puede comprar. Sé que es una afirmación arriesgada, aunque, más que arriesgada yo diría que incluso frívola, pero no. No lo es en el contexto que hoy en estas líneas me propongo contar.

Por mi ocupación profesional actual, tengo la bonita labor de atender a personas que, o bien se preocupan por el cuidado de sus mascotas o desean adquirir una. Ambos aspectos me demuestran a diario que los animales son algo más que esa connotación un tanto  “salvaje” que se suele tener de ellos por su instinto y por su supuesta irracionalidad; encontrándome al tiempo con casos verdaderamente singulares que invitan a detenerse en un análisis algo más profundo sobre la cuestión.

RelojIndudablemente la vida ha dado un giro en relación con lo que sucedía hace cincuenta años. Desde nuestro retiro en la Residencia podemos mirar el pasado y contemplar el presente.

Es importante que no nos dejemos llevar por la nostalgia y pensar que “cualquier tiempo pasado fue mejor”, o por lo que nos ofrece el presente, en comodidades y prestaciones para renunciar a lo que fue.

Si nos ceñimos al aspecto religioso, podemos pensar que los tiempos han cambiado, en un sentido a una mayor independencia, una menor asistencia a Misa por parte de la juventud, y en otro sentido han aparecido un número mucho mayor de movimientos seglares, y una respuesta sincera y numerosa cuando hay una convocatoria de la Iglesia.

Más artículos...

Pág. 2 de 3

2